POR FIN LECHE.

Si, por fin mi hija puede tomar leche normal. No me lo puedo creer. Después de un año usando la leche apestosa “Nutramigen” podré probar si el colacao está caliente sin que me den nauseas.

Sólo los conocidos que han estado en mi casa pueden saber a que me refiero. Ahora eso si, la pobre está tan acostumbrada a “su leche” que no le gusta el sabor de la normal, increible pero cierto.

Espero que se le pase con los días porque mañana empezamos a cambiarla poco a poco.

Ahora sólo queda que desaparezca también el problemita del huevo, para ser exactos de la clara. Es bastante dificil hacerle cosas ricas sin huevo, aunque como yo también tengo intolerancia vamos tirando. Por cierto ayer preparé unas croquetas de calabaza y rape sin leche y sin huevo para chuparse los dedos. En cuanto pueda colgaré la receta para que todos disfruteis de ellas.

Así que mucho animo y paciencia a todas las mamás que estais peleándo con las intolerancias de vuestros niños porque sé de primera mano el trabajo que da acomodarse a las comidas y el tiempo que se pierde leyendo una y mil etiquetas en el supermercado. Yo ya voy al super como el que va a la biblioteca.

También desde aquí dar las gracias por si alguien lo lee a todo el equipo de médicos y enfermeras del Hospital Materno Infantil de A Coruña. Como profesionales increibles y como personas más. Cada día como todos sabeis hay menos medios y ellos tienen menos recursos y menos paga también pero siempre tienen una sonrisa para los niños. En especial mil gracias a las enfermeras de Gastroenterología Infantil por la paciencia en las pruebas de la leche de mi hija, corriendo y lanzando la pelota por toda la sala, pasillo, consulta,…

En general mil gracias a todos los profesionales de la salud que cuidan de nosotros.

Anuncios

2 comentarios en “POR FIN LECHE.

  1. A veces agradecemos la atención médica que nos dan a nosotros mismos, pero es cierto que cuándo se trata de los hijos es un tema super delicado, y si te tratan bien, Goria!!. La verdad es que ya sabes que yo no he tenido mucha suerte con la pediatra, y no porque sea mala profesional, si no porque cuesta mucho saber si lo es o no, dado que su manera de observar es un poco suigeneris…

    Igualmente siempre es de agradecer que nos traten bien, tanto a nosotros como a los enanos, porque ellos no entienden de esperas, ni de fiebres, ni de intolerancias o indigestiones.

    Muchos besos, y espero que las visitas al gastro sean cada vez de más tiempo en más tiempo; un abrazo a la enana y unha “aperta” para el padre. !! Uxía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s