COSAS SENCILLAS.

Hay días que no sabes por qué recuerdas algo de tu infancia que más tarde te hace disfrutar de esas cosas sencillas y simples de la vida. ComImageno esta mañana. Puede que sea porque estamos en fiestas en mi pueblo y te falta gente que quieres a tu lado para disfrutarlas todavía más, puede ser que la música de gaitas que entra por la ventana de mi cocina te haga recordar viajes vividos o simplemente porque el día está nublado y el alma un poco melancólica. Pero hoy he recordado lo que desayunaba hace muchos años, galletas María untadas con mantequilla y pegadas unas con otras. Si, amigas y amigos, esto era antes de que nos inculcaran que lo sano para los niños son los cereales con leche y otras modernidades. Quien no recuerda comer esas galletas, que poco a poco, de mojarlas en la leche dejaban una fina capa de grasa sobre el colacao, de verdad que está más rico de lo que parece leyéndolo.

Y así es como he recordado hoy esas mañanas de sabado cuando untaba la mantequilla tranquilamente viendo La bola de cristal con mi hermana, en el sofá de cuero con los asientos de micropana verde, en pijama y zapatillas y con una sonrisa en la cara pensando que teniamos todo un fin de semana por delante. Y con toda tranquilidad (relativa) mientras mi pareja jugaba con la niña me he preparado un plato de galletas con mantequilla.

Así quiero que mi hija disfrute de la vida, con las cosas sencillas y simples que son las que nos quedan para siempre en la memoria.

Anuncios

2 comentarios en “COSAS SENCILLAS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s